miércoles, diciembre 7, 2022
InicioHISTORIASMichael Bisping, el campeón de UFC sin un ojo

Michael Bisping, el campeón de UFC sin un ojo

Michael Bisping es un ex campeón de peso medio y miembro del Salón de la Fama de UFC, quien fue conocido durante la segunda mitad de su carrera por pelear con un sólo ojo, pues el otro era de vidrio.

Pero aquella realidad no siempre fue así, pues Bisping pasó más de la mitad de su carrera en UFC con dos buenos ojos y no fue hasta que conoció a Vitor Belfort en una noche de 2013 que todo cambió para Bisping. En un extraño giro de los acontecimientos, el evento también marcó varios cambios en el negocio y en la misma carrera del inglés, pues pasó a tener la mejor racha de su carrera en UFC después de la lesión.

INICIO EN UFC

Michael Bisping era un joven luchador con un récord de 10-0 cuando fue contratado para competir en la tercera temporada del reality «The Ultimate Fighter», donde superó rápidamente la competencia, noqueando a sus tres oponentes para ganar el torneo de peso semipesado. Bisping ganó algunos combates más en 205 antes de bajar a 185 libras después de una derrota ante Rashad Evans. Es por esta época que Bisping se convirtió en uno de los mayores rudos del deporte.

Michael Bisping fue uno de los peleadores más odiados del circuito de las MMA, pues en la Temporada 9 del Ultimate Fighter se convirtió en entrenador del reality junto a la leyenda de UFC y ex campeón de PRIDE FC, Dan Henderson.

Bisping definitivamente fue altamente odiado por los fanáticos durante años (en gran parte debido a una controvertida decisión sobre Matt Hamill en su país de origen, el Reino Unido), pero su exposición en el programa le dio una gran plataforma para convertirse en un tipo malo, donde todo terminó con un terrible KO sufrido a manos de Dan Henderson en UFC 100.

LA REVOLUCIÓN DEL TRT

Bisping había estado en UFC durante siete años cuando conoció al ex campeón de UFC, Vitor Belfort, en enero de 2013. Belfort en este momento estaba a la vanguardia de la revolución TRT de principios de 2010, donde varios luchadores como Belfort, Dan Henderson y otros obtuvieron exenciones de TRT de las comisiones atléticas y los luchadores aparentemente regresaron a sus mejores momentos de la noche a la mañana. Belfort, en particular, tuvo una transformación física impresionante y parecía tener 20 años nuevamente.

En la pelea entre Bisping y Belfort, el brasileño conectó con una patada en la cabeza que derribó a Bisping. Belfort saltó y golpeó a ras de lona al inglés y ganó la pelea por nocaut. Sin embargo, el mayor problema fue con Bisping, ya que se reveló que el europeo tenía un desprendimiento de retina como resultado del nocaut. Los médicos y Bisping ni siquiera notaron la lesión hasta meses después, lo que influyó en la gravedad de la lesión.

Tras el combate, Michael Bisping señaló que Vitor Belfort era «un pedazo de mierda», además de calificarlo como un tramposo, abriendo un debate sobre el TRT (Tratamiento de Reemplazo de Testosterona), el cual finalmente terminó con la prohibición de este tratamiento en UFC.

BISPING LEGALMENTE CIEGO

Debido a que la lesión de Bisping no fue detectada hasta meses después de la derrota por nocaut, el ojo de Bisping se deterioró más y, como resultado, terminó siendo legalmente ciego del ojo izquierdo. Los médicos alentaron a Bisping a retirarse una vez que se descubrió la lesión, pues Bisping oficialmente tenía una visión 20/200 para el resto de su carrera, esa visión es el mínimo absoluto que los luchadores pueden tener para pelear en MMA, así que Bisping decidió continuar.

Y al parecer, la decisión de Bisping no estuvo mal, ya que el inglés comenzó a tener la mejor racha de victorias de su carrera, la cual fue coronada en el evento principal de UFC 199, donde enfrentó y derrotó a Luke Rockhold, en una de las mayores sorpresas de todos los tiempos de las MMA, ganando el título de peso medio por nocaut en el primer asalto. Tres años después de que Bisping quedara legalmente ciego del ojo después de la pelea con Belfort, era uno de los campeones más improbables de todos los tiempos.

Hoy en día, Michael Bisping está retirado de las MMA, pero sigue trabajando en UFC como comentarista de las transmisiones. Su ingenio agudo, sus comentarios perspicaces y su gran energía lo han convertido en una personalidad mediática favorita de los fanáticos en el mundo de las MMA de habla inglesa.

Además, el británico tiene su propio podcast llamado «Believe You Me» y en uno de estos episodios, Bisping decidió dar a los espectadores una demostración de la facilidad con la que puede sacarse el ojo falso. Es casi aterrador la facilidad con la que el «ojo» puede salir de su cabeza y muestra el precio de su lucha. La mayoría de los hombres mortales se sentirían incómodos si se sacaran algo de la cuenca del ojo con regularidad, pero después de estar en el ring con gente como Dan Henderson, Georges St-Pierre y más, esto no asusta en absoluto a Bisping.

TAGS

Most Popular