miércoles, diciembre 7, 2022
InicioHISTORIASEl peleador de MMA que literalmente se comió a su amigo

El peleador de MMA que literalmente se comió a su amigo

El año 2012, el mundo de las artes marciales mixtas vivió un hecho escalofriante. Jarrod Wyatt, peleador de MMA con un récord de 1-0 profesional y 1-0 en amateur, se declaró culpable de asesinato por matar a su compañero de entrenamiento Taylor Powell en marzo de 2010.

Según relató el diario New York Daily News, cuando la policía llegó ese día a una casa en la desembocadura del río Klamath, encontraron a Wyatt desnudo y cubierto de sangre. Les dijo a los oficiales: «Lo maté» y dijo que le había cortado el corazón y la lengua a Powell, según documentos judiciales.

Los oficiales encontraron el cuerpo de Powell en el sofá de la casa de Requa. Le abrieron el pecho y le quitaron el corazón, la lengua y la piel de la cara, según los registros judiciales. Su corazón fue encontrado carbonizado en una estufa de leña y Wyatt se lo estaba comiendo.

Una autopsia determinó que los órganos habían sido extirpados mientras Powell aún estaba vivo, según los documentos.

Los testigos dicen que los dos habían ingerido hongos alucinógenos antes del ataque y creían que estaban involucrados en una lucha entre Dios y el diablo.

Wyatt había ingresado declaraciones duales de inocencia por demencia, lo que llevó a múltiples exámenes psiquiátricos. Un juez del condado de Del Norte dictaminó en mayo de 2012 que Wyatt era competente para ser juzgado y fue sentenciado en el Tribunal Superior del Condado de Del Norte a cadena perpetua.

El juez William Follett habló sobre Wyatt y el impacto de su crimen, señalando que «los asesinatos que veo a menudo no tienen sentido, pero la brutalidad y el horror involucrados en este caso superan todos los límites que he visto».

Wyatt hizo un agujero de 18 pulgadas en el pecho de Powell, le quitó el corazón, le cortó la lengua y le quitó la mayor parte de la cara a Powell. Luego cocinó las partes del cuerpo de su amigo en la estufa porque pensó que todavía estaba vivo y necesitaba ‘detener al diablo’.

El sargento Lee le dijo a la corte: «En un momento, [Wyatt] preguntó si éramos Dios que venía a salvarlo», agregando que la pareja había estado bebiendo té de hongos alucinógenos antes del incidente y creían que estaban involucrados en una lucha entre Dios y el diablo.

Otras personas presentes dijeron que Wyatt estaba murmurando sobre la llegada de un maremoto y el fin del mundo antes de comenzar a pelear con Powell, quien le dijo tres veces: «Quieres morir».

TAGS

Most Popular