Top 5: Peleadores despedidos de UFC por romper las reglas

0
36015

UFC comenzó como una compañía donde no habían reglas. Pero aquel calificativo le costó muchos problemas alrededor de Estados Unidos, a tal punto que casi no podían realizar sus eventos. Es por esa razón que con el correr de los años se modificó todo y nacieron las artes marciales mixtas, las cuales tienen muchas reglas para asegurar que la práctica de este deporte se puede llevar adelante de manera segura.

Entre las medidas adoptadas, UFC se asoció con la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA) para mediar contra el dopaje de los atletas bajo estrictas reglas antes de la competencia en el octágono.

Es vital para que el deporte funcione que los atletas respeten las reglas y en caso que aquello no llegara a suceder, UFC no duda en despedir a los peleadores, tal como le pasó a Wanderlei Silva, BJ Penn, Paul Daley, Matt Riddle y Rousimar Palhares.

Wanderlei Silva

«The Axe Murder» es uno de los campeones más emblemáticos de la expromotora japonesa Pride FC. Con estilo agresivo a ras de lona, siempre ofrecía entretenimiento a los fans. Pero cuando llegó a UFC a fines del 2007 no tuvo mucho éxito, perdió en sus primeras 3 de 4 peleas, lo que provocó sospechas sobre sus récords pasados. Algunos de sus detractores como Chael Sonnen decían que era habitual en Japón arreglar peleas.

Otros sospechas hablaban que a Silva le costaba adaptarse porque en UFC se tomaba más enserio el control antidopaje. Esta teoría tomó más relevancia en 2014 cuando el peleador huyó de USADA para evitar una prueba que pudo haberlo incriminado. Por este hecho el oriundo de Curitiba, Brazil sufrió una suspensión de por vida en UFC y 70 mil dólares de multa.

Luego la penalización fue reducida, pero el luchador había dicho que la UFC arreglaba peleas y fue demandado por difamación. Silva nunca pudo probar lo que acusó y quedó catalogado como persona no grata para Dana White.

BJ Penn

Tras una carrera brillante, la leyenda de peso welter y ligero, quien obtuvo dos cinturones de UFC cayó en un problema recurrente. Su mala racha. Era sabido que BJ Penn odiaba entrenar, algo que finalmente le pasó la cuenta al concretar 7 derrotas consecutivas dentro del octágono.

UFC fue criticada por el hecho de seguir dándole peleas a BJ Penn, pero todo acabó de manera abrupta cuando se reveló un video donde el peleador se vio involucrado en una pelea callejera, además de un accidente de tránsito. Tras estos episodios, el presidente de UFC, Dana White, sostuvo que era imprudente permitirle seguir peleando a «Ther Prodigy», quien al parecer tenía problemas de alcoholismo. El mandamás del octágono fue implacable y señaló que «es duro para mí separar a Penn de la compañía pero luego de lo que vi es mejor que él revise su vida».

Paul Daley

Un expulsión que al criterio de muchos fue demasiado estricta ya que cometió un error que podía haber sido solucionado con una multa o una suspensión, aunque para otros marcó un precedente de cara a la seguridad de los rivales y árbitros dentro de la jaula.

El peleador inglés era una promesa en el peso welter. Su estilo de pelea era generalmente de pie y entretenía mucho a los fanáticos. El problema surgió en 2010, en el UFC 113 en una pelea contra Josh Koscheck quien lo dominó de punta a punta frustrándolo. Cuando la pelea terminó, Daley le pegó a su rival que estaba desprevenido por la impotencia de haber perdido.

En la conferencia de prensa posterior al evento, el presidente de la UFC despidió a Daley sin titubear por lo ocurrido.

Matt Riddle

El actual luchador de WWE era realmente un prospecto importante para UFC, pero su comportamiento fue uno de los que más hizo enfurecer a Dana White.

Riddle llevaba 4 victorias consecutivas, pero su adicción a la marihuana no lo dejó progresar causando que dos de esas victorias fueran revertidas y marcadas como No Contest (Sin Resultado).

«Deep Waters» como se lo conocía se manifestó en contra de UFC y declaró contra los promotores de las MMA diciendo que no trataban bien ni pagaban bien a los peleadores. Estas quejas más los fallos en contra en sus pruebas de antidopaje, enojaron a White.

Riddle técnicamente no fue echado, pero no se le ofrecieron más peleas, lo que lo obligó a retirarse la compañía recayendo en la WWE, donde es una de las estrellas.

Rousimar Palhares

Quizás el brasileño sea el luchador con peor reputación en las MMA. Sin dudas era uno de los mejores en el arte del jiu jitsu, pero tenía el problema de retener demasiado tiempo a sus rivales cuando aplicaba las sumisiones.

En 2010 fue suspendido por 90 días tras su victoria contra Tomasz Drawl en el que sostuvo un el tobillo aún cuando el juez ya había marcado la detención de la pelea. Pero su final en UFC llegó cuando en 2013 no soltó nuevamente una sumisión a tiempo. «Toquinho» quedó marcado como un peleador sucio por sus colegas y fanáticos de las artes marciales y la UFC no dudó en despedirlo inmediatamente.

Deja un comentario