¿Por qué no vemos más proyecciones de aikido en el MMA?

0
489

Si has hecho grappling durante algunos años has podido verlo: un tipo llega con un poco de experiencia en Aikido o jujutsu clásico. No puede hacer nada desde su espalda —como cualquiera que nunca ha hecho grappling antes, no tiene nada de malo— pero tal vez intenta un par de ippon-ken y sujetar “puntos de presión” mientras intentas asegurar el pase de guardia. Piensas, “bueno, está bien”, y le presentas el Hombro de la Justicia. Te colocas en la montada y trabajas acomodando la mano en el cuello y de pronto te encuentras con una llave a la muñeca. Con ambas manos del oponente atacando tu muñeca, el practicante de aikido flexiona tu articulación hacia ti y luego gira tumbándote de encima. Ese eslabón centenario de las artes marciales, el kote-gaeshi ataca de nuevo contra otra víctima incrédula. Excepto que eso nunca ha pasado antes en ninguna parte.

Si has practicado cualquier arte marcial estarás familiarizado con el kote-gaeshi, la proyección que se logra doblando la muñeca del oponente. La leyenda del aikido, Gozo Shioda, describe la técnica en dos movimientos: torciendo la muñeca para que el codo se doble hacia dentro, y “empujando” para hacer que el otro pierda el equilibrio. En lugar de un movimiento circular y amplio. Shioda recomienda que intentes contener el giro de la muñeca frente a tu estómago.

El problema, claro, es que estás intentando manipular una mano de tu oponente con una mano tuya. Estás intentando forzar el hombro del oponente, su codo y muñeca hacia una posición débil empujando con un movimiento similar. No torcerás la mano de tu oponente contra su voluntad desde una posición estática y si comienzas a moverlos pies para facilitarte las cosas, tu oponente moverá los suyos también. Además, el agarre correcto para aplicar suficiente fuerza sobre el kote-gaeshi es con el pulgar alcanzando el nudillo del dedo pequeño de la mano del oponente.

Es un control de muñeca efectivo, que es difícil de lograr, un grappler crea un brazalete para que el oponente no pueda salirse fácilmente. Miren el enorme hueco entre el pulgar y los dedos en el control de arriba. Cualquier luchador decente, cuando es sujetado por la muñeca, intenta zafarse rápidamente y quita el brazo si le es posible. Sujetar la mano con el kote-gaeshi te da en verdad muy poco control. Cuando agregas el sudor, intentarlo se vuelve una pesadilla. Cuando le agregas resistencia y un oponente entrenado, como casi cualquier cosa en el aikido, se vuelve imposible.

Al menos es lo que creía hasta que descargué completa la carrera del gran pionero ruso del MMA, Volk Han. Experto en sambo, la carrera de Han en Rings estuvo llena de intentos por tomar las piernas del oponente e intentos de derribo kani-basami (tijeras a las piernas) y ataques a las piernas. Comparando los intentos de Han con los de Garry Tonon contra Rousimar Palhares es un ejercicio interesante. Mientras que ver un combate que tuvo Han contra Kiyoshi Timura, ambos intercambiaban golpes cuando de pronto, de la nada, Han encajó el kote-gaeshi. Seguido de una llave de muñeca aún más extravagante.

Pero la técnica pierde un poco de la credibilidad ganada en ese combate porque Han participó en muchos combates de lucha shoot y muchas peleas de MMA arregladas. Nunca sabes qué es real con Volk Han. Todo parece muy fantástico para ser real pero de igual manera, tuerce la muñeca para someter a Tamura, algo que probablemente no harías contra alguien que cooperara con ya que es bastante duro con la muñeca, codo y hombro.

Pero entonces, tomemos esta técnica de China. Un uso real de la kote-gaeshi y una manera de desarmar a un atacante en una sola. Notarás que el oficial usa un movimiento amplio en lugar del movimiento cerrado que enseña Shioda y se coloca detrás del hombre armado para tumbarlo. Notarás que el atacante está distraído, tiene el brazo lejos y está inmóvil… muy raro. Pero la manera de acercarse a un atacante que porta un enorme cuchillo de cocina es desde atrás.

El caso con la técnica kote-gaeshi parece ser que los principios y mecánica son buenos, pero simplemente es muy complicado aplicarlos contra alguien que se está resistiendo. Tal vez la técnica funcione mejor contra los agarres de muñeca de antaño que eran comunes en las clases japonesas de esgrima. O tal vez es que la técnica siempre ha sido practicada contra movimientos muy poco realistas, pero es un fenómeno en las artes marciales japonesas y podemos encontrar el mismo agarre a las muñecas en los manuales chinos chin na.

Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here