Francis Ngannou, de indigente a superestrella de UFC

0
3416

Francis Ngannou es uno de tantos seres humanos que dejan su tierra natal en busca de un futuro mejor, uno de tantos que se rebelan contra su destino con tal de evitar la frustración, la guerra o la miseria. Ngannou, camerunés, podría ser cualquiera de los miles de africanos que arriesgan su vida cada día cruzando el estrecho de Gibraltar. Podría haber sido uno de esos rostros que expresan miedo y esperanza en los telediarios cuando los rescata de un naufragio la Cruz Roja o la Guardia Civil o, incluso peor, podría ser uno de esos cuerpos anónimos que terminan sus días en el fondo del mar. Pero no, Francis Ngannou completó su viaje y llegó a París sólo con lo puesto. Hoy es una de las grandes estrellas de UFC.

Vagabundo en París

“¿Puedo dejar mis guantes aquí en el gimnasio?”. Esta fue la primera pregunta que hizo el camerunés a su entrenador, Fernand Lopez, que no tardó en darse cuenta de que Ngannou era un sin techo que no tenía donde dejar sus cosas. Sobrevivía gracias a una ONG que le dio de comer primero y su primer trabajo después, cortando verduras. Pero el camerunés tenía un sueño y era pelear. Quiso boxear en primer lugar, pero Lopez le dijo que si quería ganar dinero más le valía competir en MMA. El luchador no tardó en destacar en este pujante deporte.

Desde entonces su carrera ha sido meteórica, hasta el punto de que el propio Dana White dijo hace unos meses de él que no es que tuviera futuro sino que “él era el futuro”. Y es que Ngannou sólo hace cuatro años que empezó a entrenar MMA, desde entonces sólo ha sufrido tres derrotas y 14 combates ganados, de los cuales 10 han sido por KO.

Da miedo

“Da miedo”, sintetizó Rafael dos Anjos en un tuit. Incluso el mismo White dijo que Ngannaou es un auténtico “monstruo”, en referencia a su victoria sobre Overeem, agregando además que “es el KO más impresionante que he visto en UFC en este peso. Va a ser una estrella del rock”.

Lo cierto es que este guerrero camerunés tiene una potencia en su pegada que la hace brutal, tanto es así que ya tuvo la oportunidad de competir por el cinturón de peso pesado ante el estadounidense Stipe Miocic y tras la victoria sobre Caín Velásquez y Junior dos Santos no debería sorprender si volviera a tener una chance por el oro de UFC.

Este sábado 9 de mayo Ngannou se enfrentará a Jairzinho Rozenstruik en UFC 249, pero independiente del resultado, Ngannou hoy vulve a ser un “sin techo”, ya que el camerunés sólo tiene el cielo como límite.

Te damos las gracias por suscribirte a Nuestro Canal de Youtube... Dale click al ícono y síguenos

Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here