Yi Long, la superestrella más grande de las artes marciales chinas

0
96048

Liu Xingjun, mejor conocido como Yi Long, no es, y por supuesto nunca será el mejor artista marcial de China en términos deportivos o de talento; peleadores talentosísimos como Qiu Jianliang, Fang Bian, Weili Zhang o Zhang Chenglong seguro sobrepasan a este deportista.

Sin embargo; el falso monje Shaolín tiene méritos que van mucho más allá de lo deportivo y para la historia de las artes marciales modernas de China, él seguramente será recordado como la principal causa de la popularización del kick boxing en el país más habitado del mundo y como la persona que le abrió las puertas a la mayoría de los excelentes Kickboxers chinos de esta generación que están ganando notoriedad no solamente en los eventos locales sino también en otros eventos Asiáticos.

A diferencia de casi todos los otros Kickboxers reconocidos de China; la disciplina de origen de Yi Long no es el Sanda, sino de las artes marciales tradicionales chinas como el Taichí y el Kung fu, que a pesar de ser muy vistosas y asegurar éxitos de taquilla alrededor del mundo; han demostrado ser poco prácticas a la hora de un combate deportivo. Su relativo éxito bajo las reglas del Kickboxing lo hacen ya ser un caso notable de aplicación de técnicas de combate tradicional en el Kickboxing moderno.

A pesar de esto; el mérito de este dragón chino no es precisamente la contribución técnica que le haya hecho a las disciplinas de combate moderno. El verdadero mérito de Yi Long es haber podido tomar las banderas de toda la tradición de artes marciales chinas, ese mismo de las películas de Bruce Lee y Jackie Chan y plasmarlo en combates competitivos, donde no muchas veces tuvo oponentes de muy alto rango, pero que sin embargo fue exitoso contra oponentes profesionales, tanto chinos como extranjeros de un nivel técnico aceptable.

La organización que lo hizo famoso Wu Lin Feng o WLF supo distinguir desde hace 11 años que en Yi Long tenían un diamante en bruto que podía ser explotado comercialmente. El público medio chino, a pesar de ser fanático del cine de artes marciales de Hong Kong y de ver con buenos ojos las presentaciones artísticas de artes marciales en eventos chinos; no parecía estar muy interesado en el componente competitivo de las artes marciales y simplemente disfrutaban del componente estético de las mismas. Aparte de las competiciones de Sanda que si cuentan con un nivel competitivo relativamente alto, el gran público de a pie no estaba muy pendiente de las grandes competiciones de artes marciales que se realizaban afuera de China; y en eventos como el viejo K-1 quedamos pendientes de ver a algún competidor chino de alguna relevancia; lo cual parecía paradójico ya que China es el país de las artes marciales por antonomasia.

Yi Long, que nisiquiera es un discípulo del legendario templo Shaolín de la provincia de Henan en China; junto con WLF implementaron, tal vez ni siquiera de manera consciente un excelente plan de marketing que vinculaba la imagen de este peleador con las artes marciales tradicionales chinas e hizo lo que ningún monje Shaolín reconocido (ni tampoco el actor Bruce Lee) se ha atrevido a hacer hasta el día de hoy: pelear de manera competitiva en eventos de reglas establecidas, delante de un público y con cámaras. Yi Long fue la persona que decidió tomar la bandera del Kung-Fu tradicional y llevarlo a la arena competitiva. De una manera más o menos exitosa.

El resultado de esto fue sensacional; el público chino comenzó a interesarse por el Kickboxing. Mientras él hacía luchas Freak Show contra “peleadores” como David Hayes e iba aumentando poco a poco su fama usando la plataforma de Wu Lin Feng, su leyenda se iba construyendo. Aún perdiendo por nocaut en su primera pelea fuera de China contra Adrien Grotte el siempre supo dar Show con ataques plásticos, y hasta cometiendo locuras como defender puños con la propia cara.

Esto logró hacer que su popularidad en China subiera como espuma. WLF ajustó rápidamente su formato para ser un evento de peleas principalmente de Kickboxing, trayendo a China a varios de los mejores Kickboxers del mundo; y permitiendo el surgimiento de otras organizaciones como Glory of Heroes, EM Legend, y Kunlun Fight que en su ápice logró hacer varios de los torneos más competitivos de Kickboxing a nivel mundial. Permitiendo que el nivel chino de Kickboxing subiera y que varios peleadores de Sanda migraran al Kickboxing como una alternativa de desarrollo profesional rentable.

Su fama llegó al ápice cuando se empezó a planear su pelea contra la súper estrella Buakaw Banchamek. En lo que los medios chinos llamaron la “Pelea del siglo” contra el campeón del K-1 World Max. Esta fue la pelea por excelencia del “Kung-fu vs Muay Thai”. Yi Long perdió la primera pelea y “ganó” la segunda con ayuda de los jueces locales; pero el sólo hecho de haberse subido al ring contra Buakaw y no ser noqueado en el intento demuestra el gran coraje del chino y ayudó a establecer definitivamente al Kickboxing como una disciplina deportiva viable en en el país del medio.

Te damos las gracias por suscribirte a Nuestro Canal de Youtube... Dale click al ícono y síguenos

Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here