Griffin vs Bonnar, la pelea que salvó a UFC de desaparecer

0
6344

Corría el año 2005 y UFC aún era una empresa promotora de peleas bastante pequeña. Por aquellos años, las Comisiones Atléticas le habían dado el visto bueno a las artes marciales mixtas para ejercer en territorio estadounidense tras inventar reglas (y abolir el Vale Todo) y Zuffa (compañía de los hermanos Fertita) había comprado la organización por 2 millones de dólares.

En 2005, UFC sobrevivía a duras penas y se mantenía en parte a la poca publicidad que tenía, al dinero que le inyectaban los Fertittas, las pequeñas comisiones que producían sus PPV y los posteriores lanzamientos de videos caseros y DVD. Pero la cosa no andaba bien, puesto que en 2005, UFC arrastraba números negativos en sus finanzas por 34 millones de dólares, lo que se traducía en una inminente bancarrota.

Dana White, presidente de UFC y los hermanos Fertitta, dueños de Zuffa. Año 2005

Fue así, en medio de la desesperación, que UFC decidió dar un “manotazo de ahogado”, una última movida dentro de su negocio para sobrevivir. Incursionar en la televisión por cable (en la parrilla básica). Inspirados en el reality show “American Casino”, Los Fertittas decidieron crear su propio programa de telerealidad, bautizándolo como “The Ultimate Fighter” (TUF).

En el TUF, un grupo de atletas prometedores de MMA competirían por un contrato en UFC de seis cifras, donde se irían eliminando entre sí para llegar a una gran final. De todos modos, este proyecto fue rechazado por varios canales y no fue hasta que llegaron a Spike TV cuando recién encontraron casa televisiva, aunque asumiendo el 100% del costo de producción, lo que se traducía en 10 millones de dólares, los cuales casi no podía costear la compañía dueña del octágono.

Finalmente la idea se llevó a cabo en enero de 2005, con la misión de obtener una exposición para la marca. Todos los lunes, compitiendo con WWE RAW, el TUF se llevó a cabo con la advertencia de que si el programa fallaba, UFC caería en quiebra.

Chuck Liddell y Randy Couture eran los entrenadores de cada equipo. La Competencia de la división de semipesados estaba compuesta por Bobby Southworth, Sam Hoger, Forrest Griffin, Alex Schoenauer, Stephan Bonnar, Mike Swick, Lodune Sincaid y Jason Thacker. Mientras que los participantes de la categoría de peso mediano la componían Josh Koscheck, Diego Sanchez, Kenny Florian, Josh Rafferty, Nathan Quarry, Chris Leben, Alex Karalexis y Chris Sanford.

Final The Ultimate Fighter 1

La temporada inaugural del TUF fue un éxito absoluto, con los 15 minutos más importantes en la historia de UFC cuando Forrest Griffin y Stephan Bonnar pelearon en la final el 9 de abril de 2005. El impacto de la pelea llegó más allá de una simple victoria o derrota en el registro de cada hombre.

“Es una buena pelea, pero es más que eso”, ha dicho Griffin con el tiempo. “Fue el momento correcto en el momento correcto en el lugar correcto. Una confluencia de circunstancias hizo que fuera lo que es. Y para mí y Stephan, cambió nuestras vidas”, agregó el años más tarde se coronara campeón de la división de peso pesado de UFC.

En cierto modo, Griffin y Bonnar, así como todos los miembros de la temporada inaugural, estaban en la misma situación que el UFC. Griffin dejó su trabajo como oficial de policía en Athens, Georgia, empacó todas sus pertenencias en una unidad de almacenamiento y se mudó a Las Vegas. Bonnar contempló regresar a la escuela para continuar buscando un título en fisioterapia antes del reality. Ambos atletas tenían experiencia luchando en todo el mundo. Entre ellos se habían enfrentado a nombres como Dan Severn, Jeff Monson, Lyoto Machida, Brian Ebersole y Chael Sonnen. Pero en ese momento, las MMA no proporcionaban un dinero para costearse la vida. Por lo que el contrato de UFC significaba no más trabajos paralelos, una oportunidad para concentrarse en su carrera y nada más.

La noche de la pelea, Griffin y Bonnar siguieron su rutina estándar, pero la enormidad de la situación y los riesgos no se perdieron en ellos. “Estaba nervioso y mi estómago estaba un poco desordenado por el corte de peso”, dijo Griffin.

Durante el calentamiento, Bonnar observó cómo Kenny Florian, miembro de Team Couture, perdió por nocaut técnico en el primer round ante Diego Sánchez en la final de peso mediano. “Vi a Kenny ser golpeado por Diego y pensé: Maldita sea, espero que no me pase a mí”, recuerda Bonnar con una sonrisa en una entrevista a UFC. “Cualquier cosa puede pasar allí y estoy pensando, Por favor Dios, déjame hacerlo lo mejor posible. No dejes que eso me pase a mí”, agregó.

Antes de la pelea, Chuck Liddell aconsejó a Griffin. “Él dijo: No hagas cosas que no debes hacer. Los jueces te estarán mirando siempre”. Muy nerviosos ambos, no chocaron guantes y se apoderaron del centro del octágono. Griffin golpeó temprano, pero Bonnar nunca perdó el control. El primer round terminó con Griffin intentando una palanca de brazo.

Para comenzar el segundo, Bonnar cortó la nariz de Griffin lo que provocó la intervención de un médico. El corazón de Dana White se detuvo, pero una breve inspección por parte del colegiado el combate continuó.

Entre los rounds dos y tres, Griffin gritó a sus esquineros para que le sacudieran los brazos y así tratar de reducir el ácido láctico mientras Stitch Duran (histórico cutman de UFC) trabajaba en su corte. Al otro lado del octágono, la esquina de Bonnar era igualmente caótica. “Miguel Torres, Carlson Gracie y Joe Kaehn fueron mis esquineros”, recuerda Bonnar. “Entre la segunda y la tercera ronda, Miguel y Joe estaban peleando entre ellos. Miguel estaba tratando de decirme que levantara las manos, y Joe decía: Soy el entrenador aquí, hijo. mientras que Carlson solo decía: ¡No derribar, solo golpear! ¡Boa! Lo cual era divertido, viniendo de él. Estaba pensando, ¿En serio? ¿Ustedes están peleando durante mi período de descanso? Solo tengo un minuto aquí”.

Ambos peleadores ensangrentados, reanudaron su ritmo frenético durante otros cinco minutos. Bonnar sacó todas lo mejor de sí, lanzando una patada en los últimos segundos. Y la pelea terminó como había comenzado, en medio del octágono con los dos atletas intercambiando.

Cuando Bruce Buffer anunció a Griffin como el ganador por decisión unánime, Forrest dio una mirada sorprendida al árbitro Herb Dean. “Si la pelea fuera un empate, habría un tiempo extra de muerte súbita de tres minutos”, dice Griffin. “Como que quieres asumir el peor de los casos. En mi cabeza estaba pensando: ‘Tres minutos más. Tres minutos mas. Ahora está cansado. “No estaba mentalmente preparado para ganar o perder”. Cuando Bonnar escuchó la decisión, cayó al suelo. “En mi cabeza podía sentir mi nombre venir. Aquí viene … y luego no fue así”, dijo Bonnar. “Sentí que me apuñalaron en el pecho y me desplomé”.

La transmisión en vivo de la final de la temporada obtuvo una impresionante calificación general de 1.9 de rating en Estados Unidos, lo que según Dana White acredita a TUF 1 como el salvador el UFC. De ahí en adelante llovieron los auspiciadores, la gente comenzó a consumir cada vez más el producto de UFC y lo que se tradujo, en años posteriores, en un mega contrato con FOX Sports, lo que finalmente dio estabilidad a la compañía.

A continuación les dejamos el combate integro de Forrest Griffin versus Stephan Bonnar en la final del The Ultimate Fighter 1.

Te damos las gracias por suscribirte a Nuestro Canal de Youtube... Dale click al ícono y síguenos

Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here