UFC Chile: El circo del mal periodismo

0
119

Te damos las gracias por suscribirte a Nuestro Canal de Youtube… Dale click al ícono y síguenos

Síguenos en Facebook para mantenerte al tanto de todas las noticias de las MMA

Soy Ariel Zavala, creador de MMA Team, periodista de profesión y con 7 años de experiencia en el “oficio más lindo del mundo”. Pero también soy artista marcial, amateur claro está, con poco menos de media década de práctica.

El sábado 19 de mayo en Santiago de Chile se mezclaron dos de mis pasiones. Por un lado el arribo de UFC a mi país y por otro el hecho de poder cubrir este magno evento como un periodista más, lo cual me daría la oportunidad de informar a miles de fanáticos que no podrían asistir a la velada o no tendría el fabuloso sitial que me dio la compañía dueña del octágono.

UFC no me decepcionó. El nivel fue de elite, con artistas marciales ultra preparados y con un talento gigantezco. Pero ese sábado no todo fue alegría, porque lamentablemente el periodismo no estuvo a la altura. Quiero señalar que amo el periodismo y las siguientes líneas, aunque me gane detractores dentro de la profesión, las escribo con el único afán de subir el nivel y así parar con las críticas en contra de una profesión que en su mejor momento fue apodada como “el cuarto poder” por algunos y alabada por el gran Gabriel García Márquez como “el oficio más lindo del mundo”.

Es 19 de mayo, estoy en Movistar Arena y acaba de perder su combate el chileno Diego Rivas. Como fanático chileno quedé con una espina en el corazón, no lo niego, quería ver ganar al “Pitbull”, pero como buen periodista dejé mis sentimientos de lado y me fui a la sala de prensa para entrevistar al atleta nacional y obtener las mejores cuñas (declaraciones de mi entrevistado).

La espera fue larga, no se sabía si llegaría Cannetti o Rivas, lo cierto es que había un enjambre de periodistas de televisión, radio y medios digitales. Todos sonreían y lanzaban chistes entre colegas, mientras que por mi parte pensaba en qué preguntas haría y como ocuparía esas declaraciones en mi medio (MMA Team).

Mientras esperábamos escuché “la Macedo le ganó a la vaquerita, en clara alusión a Andrea Lee”. Sentí impotencia de inmediato. Acababa de sucede hace menos de una hora. Victoria clara de Andrea Lee sobre Véronica Macedo y los periodistas decían algo que jamás sucedió. En tanto pensaba, qué pasaría si estuviera en el Mundial y dijera a los cuatro vientos un resultado que jamás pasó… Reaccioné y los corregí, quizás por vergüenza ajena, pero recién era el principio.

“Que larga esta wea… ¿Cuántas peleas faltan?”, señaló otro colega, justo cuando comenzaba a salir Alexa Grasso hacia el octágono para protagonizar el evento co-estelar y nosotros, los periodistas, aún esperábamos las declaraciones de Diego Rivas. “Esta de las mujeres es la última preliminar y después vienen tres más”, contestó un ágil reportero.

Llegó el Pitbull

Por fin llegó Diego Rivas a la sala de prensa, con mucho pesar el atleta nacional entregó sus declaraciones ante las primeras preguntas de los periodistas. “¿Diego qué pasó en tu pelea?, ¿trataste de meter un triangulo y tu rival se te resbaló?”… Rivas corregía y señalaba con mucho respeto que había sido una guillotina. ¿Diego por qué lo llevaste al piso, acaso lo quería noquear?, preguntó otro.

Rivas puso la pausa y pidió a la prensa que le sacaran un poco de vista al fútbol, que le prestaran atención a las artes marciales (que de paso es el segundo deporte más practicado en el país), pero la respuesta no salió en ningún medio de comunicación, o sea, las palabras de Diego Rivas se las llevó el viento.

En tanto, otro periodista que tenía el mismo sitial que yo (primer fila, a un metro del octágono), me preguntaba por qué Maia trataba de derribar a Usman. Le expliqué que habían estrategias y que cada peleador tenía una base de una disciplina. Él entendió que Maia era bueno sometiendo y que Usman un gran luchador (entrenó en ATT, mismo equipo de Woodley y Covington). El colega disfrutó la estrategia, finalmente me dijo que estaba sorprendido por la capacidad de Usman por bloquear los derribos… No todo estaba perdido.

El día después

Tras la larga jornada en UFC Chile, decidí buscar como la prensa había cubierto el tema. No era menor, llegaron más de 11 mil personas al Movistar Arena y la compañía dueña del octágono es una de las empresas más grandes del mundo.

Sólo encontré información en Chilevisión, un reportaje de no más de un minuto y 30 segundos y otro en Canal 13 de la misma extensión y donde Aldo Schiappacasse le dijo en cuatro oportunidades Guido Cannotto a Guido Cannetti. Ni hablar del reportaje que estuvo preparando esta última casa televisiva y donde entrevistaron a Gonzalo Egas (miembro de MMA Team), además de diferentes sensei chilenos… Todo quedó en cero, no se emitió porque Rivas perdió.

Ahh! El resto de canales, bien gracias. No hubo información, para ellos fue más importante la Boda Real, de hecho mandaron corresponsales y le dedicaron más de media hora del noticiario.

Lo peor, y me gustaría destacarlo, fue lo que se escribió La Tercera, un diario de circulación nacional. Es sabido que estos tiempos están difíciles para los medios de comunicación, por lo que el rating, la audiencia, tiraje y las visitas son oro puro para los canales, radios, diarios o medios digitales, respectivamente. Pero armar una notada sesgada, sin objetividad para crear polémica y así aumentar sus números, es bajísimo.

El mismo medio de comunicación que le realizó notas de admiración a Diego Rivas o que tituló una semana antes “MMA: Chile está listo para las guerras en la jaula”, ahora sufrió de amnesia y armó una nota, un día después de UFC Chile, donde decían “El circo de la carnicería” y que satanizaba hasta los fanáticos por gritar “pégale”… No quiero ni imaginar qué pensará del hincha del fútbol que grita cosas peores.

Lo cierto es que la nota critica todo, hasta el hecho de emocionarte con un golpe, técnica o estrategia, algo tan natural como pasa en el fútbol, tenis o basquetbol, este intrépido periodista lo vio con maldad. Tanta maldad como la mía ahora en corregir públicamente a un colega… Señor Denís Fernández, el chileno Diego Rivas no debutó este sábado como puso en su nota, de hecho fue su novena pelea. Recuerde lo que decían en la escuela de periodismo, los datos son lo más importante.

Para finalizar la nota, este periodista no halló nada mejor que escribir que el público “no venían buscando un triunfador, a fin de cuentas, inmaculado y sonriente, sino el morbo de la derrota incontestable, la sangre resbalando por el rostro del perdedor, como en esa vida real que reproduce, dicen, la UFC. La de las luchas callejeras”.

Líneas infames, tratando de desprestigiar no sólo a un deporte y a sus atletas, sino hasta el público, un respetable que durante esa noche aplaudió de manera efusiva la actuación de Claudio Puelles, la entrega de Brandon Moreno o la buena onda de Vicente Luque, un respetable que se unió gritando ¡Perú, Perú! cuando estaba en acción Enrique Barzola, pero también son espectadores que hoy ven menos noticias, consumen menos diarios, ya que con este nivel de periodismo no dan ganas.

Te damos las gracias por suscribirte a Nuestro Canal de Youtube... Dale click al ícono y síguenos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here